5 consejos para ahorrar luz de verdad

Una de las formas más fáciles de ahorrarnos un dinero al año, es revisando el gasto eléctrico que hacemos en casa. Te presentamos unos sencillos pasos que pueden ayudar a conseguirlo, y lo notaremos en el bolsillo y en el planeta. ¿Se te ocurre algo mejor para un mundo más sostenible y mejorar tu economía?\r\n\r\nAísla tu casa: es importante controlar que no tengamos fugas de aire en las ventanas, puertas o alrededor de extractores para poder conseguir un consumo eficiente y, por tanto, poder ahorrar luz.\r\n\r\nEl stand by no supone un ahorro energético: El famoso y gran utilizado stand by supone un gasto energético innecesario en contra del pensamiento de muchos que creen que es un ahorro. Un ejemplo claro es un televisor en stand by toda la noche puede llegar a gastar igual que 2 horas en funcionamiento. Por ello, es importante desenchufar todo lo que no vayamos a utilizar (incluyendo cargadores de móvil) o usar regletas para apagarlos todos a la vez.\r\n\r\nReemplaza las bombillas tradicionales: ya que estas utilizan 10 veces más electricidad que las bombillas de bajo consumo o las led. Es cierto que son más caras, pero su consumo es hasta un 80% menor y duran hasta 8 veces más. Además, es uno de los cambios más sencillos de hacer y que notarás en tu factura. Otra forma de ahorro en el tema de las bombillas es tener tubos fluorescentes que consumen menos que las tradicionales aunque lo óptimo serían las bombillas de led.4\r\n\r\nSi estas pensando en cambiar los electrodomésticos, un aspecto importante a tener en cuenta es fijarnos en la etiqueta energética, ya que dependiendo de la categoría que elijamos tendremos un ahorro menor o menor, por ejemplo un electrodoméstico de clase A consumirá menos de la mitad que otro de clase E, siendo A el más eficiente ya que su consumo de energía es <55%, y, G el menos eficiente con un consumo de >125%.\r\n\r\nApagar las luces que no utilicemos: aunque parezca un consejo muy obvio, la luz representa aproximadamente un 20% del gasto en energía en los hogares, por lo que este acto nos aportará u ahorro notable en nuestra factura a lo largo del año.\r\n\r\nAhorrar en verano e invierno: ahora que llega el buen tiempo podemos tomar ciertos hábitos como abrir las ventanas por las noches y no dormir con el aire acondicionado, y cuando sea necesario encenderlo no superar los 24 grados y no bajar a menos de 22 grados, porque el consumo aumenta considerablemente. En invierno, una medida fácil de seguir es instalar aislantes tanto en ventanas como puertas para evitar que el calor se escape, y así mejorar la eficiencia de la calefacción. Otra forma de ahorrar, es poner paneles reflectantes en los radiadores, que consiguen rebotar el calor de su parte trasera.\r\n\r\nPor último, asegúrate que en tu factura de la luz tienes contratada la potencia que realmente necesitas y no estás pagando demás. Además, puedes contratar tarifas que se ajusten a tu uso cotidiano, como por ejemplo la tarifa nocturna, con la que puedes ahorra hasta un 40% en tu factura si cumples unos requisitos para poder contratarla y unos horarios para conseguirlo.\r\n\r\n \r\n\r\nFuente:\r\n\r\nhttp://www.efimarket.com/blog/ahorrar-luz-con-7-consejos/

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *